Ver el
video
Fish
Parmigiano
Reggiano
Parmigiano
Parmigiano Reggiano

Cómo puedes ayudar

Escribe al Parmigiano Reggiano

El Parmigiano Reggiano, parmesano, es uno de los quesos más famosos del mundo y comercializa sus productos según los valores tradicionales italianos de calidad y excelencia. Los productores de parmesano están orgullosos de su reputación en todo el mundo y del sello de calidad que lleva. Pero a la gran mayoría de las vacas utilizadas para producir el famoso queso parmesano todavía se les niega la oportunidad de expresar sus comportamientos más naturales, como el de pisar la hierba. La mayoría viven encerradas en cobertizos, y muchas de ellas incluso pueden estar atadas a un poste

Máquinas de producir leche

En 2017, CIWF Italia investigó las granjas que suministran leche para el queso parmesano, lo que reveló condiciones de escaso bienestar animal: la mayoría de las granjas que suministran leche a Parmigiano Reggiano son de hecho granjas de cero pasto. Encontramos vacas delgadas, con huesos protuberantes, confinadas en ambientes desolados y cubiertos de lodo.

Cuatro años después de nuestra investigación, todavía no hemos visto al Consorcio Parmesano tomar medidas significativas para dar a todas las vacas del Parmigiano una vida digna de ser vivida. ¡Digamos al parmesano que los animales ya no pueden esperar!

Escribe ahora

Díselo a todo el mundo

Comparte esta campaña con tus amigos y familiares. ¡Necesitamos que le digan al Consorcio Parmesano que los animales no pueden esperar más!

Qué está mal

¿Puede la industria del parmesano comercializar sus productos como "premium", "tradicionales" o "artesanales" si los productores están ignorando las necesidades más básicas de sus animales, como la capacidad de moverse y pastar? ¿Si la cruel práctica del amarre no está prohibida en la cadena de suministro del Parmesano?

La investigación* nos sorprendió a nosotros y al público en general, que se molestó al saber que las vacas criadas para producir lo que se considera una "excelencia del Made in Italy" se criaron en entornos miserables, a menudo instalaciones inadecuadas, en condiciones de sobreexplotación. La privación de pastos para un porcentaje muy alto de las vacas, dejándolas por lo tanto incapaces de expresar su comportamiento natural fue, y sigue siendo, un gran problema.

Además, el Consorcio Parmesano aún no se ha comprometido formalmente a eliminar los crueles y anticuados establos de amarre (en los que las vacas se mantienen atadas con una cadena o una cuerda), que podrían afectar a un alto porcentaje de las vacas parmesanas, ya que lamentablemente sigue siendo una práctica muy común en Italia, también en la zona productora de parmesano.

* Durante la investigación llevada a cabo en 2017, se visitaron 9 granjas, 4 de las cuales suministran leche para parmesano. En ninguna de las fincas investigadas las vacas fueron llevadas a pastar.

Los animales no pueden esperar más

Pasos hacia adelante pero no suficientes

Tras nuestra investigación y gracias a la presión pública generada, el Consorcio Parmesano ha dado algunos pasos para mejorar el bienestar animal en su cadena de suministro, comprometiendo 10 millones de euros a un programa voluntario de bienestar animal durante 3 años. Este es un buen primer paso, pero no suficiente, ya que no se traduce en una mejora concreta de las condiciones de vida de todas las vacas parmesanas ni en un plan con objetivos mensurables y vinculantes para dos cosas fundamentales por el bien de los animales: la eliminación del amarre y darles acceso a los pastos. Cualquier programa de mejora que no considere estos dos aspectos se queda corto en lo que se considera un buen bienestar animal.

Nuestras peticiones al Parmesano

Hacemos un llamamiento al Consorcio para que se comprometa públicamente, a más tardar a finales de septiembre de 2021, a eliminar gradualmente el cruel y obsoleto sistema de amarre para finales de 2024 como máximo.

Hacemos un llamamiento al Consorcio para que implemente para finales de 2022 un plan sobre cómo garantizarán progresivamente el acceso a al menos 120 días de pastoreo por año para todas las vacas en su cadena de suministro.

Alza tu voz por las vacas del Parmesano

 

Enviemos un mensaje claro y fuerte al Consorcio Parmesano

Al completar el formulario, enviarás este correo electrónico al Consorcio del Parmigiano Reggiano, para pedirles que mejoren el bienestar de sus vacas, prescindiendo de los amarres y dando a los animales acceso a los pastos.